led

Luz que alumbra

Los Led de potencia están caracterizados por una elevadísima eficiencia luminosa (por ejemplo una C8 alumbra como una lámpara tradicional de 100w)

Luz que no calienta, más bien emociona

Fuentes luminosas que no emiten calor en el ambiente ( ausencia de rayos IR) y que garantizan tonalidades calientes de la luz blanca (4000°k); para obtener una iluminación de ambiente o de atmósfera, arquitectural o escenográfica.

Luz de calidad

El alto rendimiento cromático, la estabilidad garantizada en el tiempo de la temperatura color, el extremo brillo y definición de la luz blanca, la ausencia de emisión de rayos UV. Estos son los “ingredientes” que permiten de “saborear” los espacios, las arquitecturas, los productos, alumbrados con nuestros aparatos, y de captar los colores, las formas, y la calidad de la vida.

Luz que se cuida del ambiente.

El ausencia de mercurio, plomo, metales pesados, garantizan el valor ambiental estremamente importante de las fuentes Led. Así como la elevadísima duración de los aparatos iluminantes se traduce en ciclos de liquidación más diluidos en el tiempo

Luz que mira al futuro

Test de larga duración, de más de 30 mil horas, efectuados en las fuentes Led, garantizan sus funcionamiento con el 70% del rendimiento luminoso hasta más de 30 mil horas de utilización.

Luz que ahorra energía

La utilización de las fuentes Led de potencia y sus continuas evoluciones, en términos de eficiencia luminosa, representan el futuro de las fuentes de luz. Ya hoy día es posible reemplazar algunas tradicionales fuentes luminosas, consiguiendo derribos del consumo energético hasta el 70% (cada elemento base, hexágono, tiene una potencia de 2 watt y es casi como 12 watt de una tradicional lámpara).

Luz a gestión económica

La vida casi ilimitada de la fuente Led y la elevadísima contención energética que la contraseña, se traducen en drásticos derribos de costes ligados a la manutención y al “recibo energético